SI COMES ESTOS ALIMENTOS SEGURO TE DARÁN MÁS HAMBRE

si-comes-estos-alimentos-seguro-te-daran-mas-hambre

Comer es un proceso necesario pero al vez es una actividad que debe tomarse en serio. El azúcar es nuestro gran enemigo en las dietas, pero también lo necesitamos. Para no atormentarnos con qué comer o qué dejar de comer lo importante es saber 4 reglas básica para cuidar nuestra salud y peso:

1)Controlar el consumo de harinas y con esto decimos que deben ser administradas en cantidades pequeñas y evitarlas en la cena.

2)Los lácteos, aunque sean deliciosos deben estar muy poco presente en nuestro día a día

3) El azúcar, que se convierte en grasas y nos hace adictos, más adelante te contamos por qué.

4) Las grasas trans, porque no nos ofrecen nada, solo dolores de cabeza y colesterol.

Ahora bien, entre los alimentos que engañan a nuestro cerebro hay una lista interminable. El primero es el pan. Estudios han confirmado que los carbohidratos procesados del pan sólo elevan nuestro nivel de azúcar en la sangre.

¿Qué sucede con el azúcar? Pues nos hace feliz y envía a nuestro cerebro una señal de recompensa. Nuestro cerebro cree que merece más y más azúcar, hasta que nos duela el estómago.

Entre los otros alimentos que sólo nos abren el apetito están las pastas, que aunque quedemos satisfechos su proceso de “saciado” en nuestro cuerpo dura poco.

¿Cómo evitar no comérmelo todo?

Pues aunque no creamos, nuestro apetito puede ser controlado con nuestro cerebro. La idea no es sofocarnos con dieta y mucho menos dejar de comer. Cuando dejamos de comer todo nuestro cuerpo comienza a obtener nutrientes guardados, entra en un “estado de emergencia”. Es ahí cuando nuestro metabolismo se hace más lento para no morir de hambre tan rápido.

Lo recomendable es entrenar nuestra mente y nuestras ansiedades. Comer 5 veces al día con meriendas saludables y porciones adecuadas. Reducir el consumo de harinas y grasas, no es necesario que nunca las comas. Tomar mucha agua. Estos consejos suenan tan cliché, pero siguen funcionando.

Algunos entrenadores fitness suelen servir la comida de sus clientes en platos pequeños, porque aseguran que al llenar el plato, el cerebro cree que está comiendo más. Así que puedes atreverte a hacerlo. También se controlan las ansiedades haciendo actividades para desviar nuestra atención de esa urgencia imaginaria.

escrito por Génesis León

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *