MI LUCHA Y TRIUNFO CONTRA EL CÁNCER

cancer

El cáncer de mama representa la enfermedad oncológica más frecuente en las mujeres a nivel mundial. Probablemente alguno de nosotros conozcamos a una persona que lo haya padecido, se estima que aproximadamente 2 de cada 10 mujeres en el mundo pueden llegar a sufrir esta enfermedad.

Les presentamos la historia de Lorena Parilli, una mujer venezolana de 52 años de edad que a los 48 fue diagnosticada con cáncer de mama, ¡¡una luchadora!!.

Hace 4 años acude al médico por presentar una masa palpable en el seno izquierdo que fue incrementando con el paso del tiempo. “Por varios meses sentía esa masita en el seno, pero en realidad nunca le di mucha importancia”. Sin embargo empezó a sentir un dolor al tocarlo cuando se bañaba o hacia algún movimiento brusco y luego notó un cambio en la coloración de la piel en esa  zona, estos son los signos más frecuentes del cáncer de mama, aunque en la mayoría de los casos son esporádicos.

Los expertos aseguran que realizarse el auto examen constantemente podría disminuir considerablemente la probabilidad de desarrollar un tumor mamario, ya que al sentir el más mínimo cambio, deben acudir a un especialista (mastólogo) para una revisión más a fondo. “El haber tenido conocimientos más reales sobre el autoexamen y darle importancia a ese cambio en mi cuerpo, me pudo haber evitado muchos problemas” nos  cuenta Lorena.

La probabilidad de padecer este cáncer aumenta con la edad, mujeres menopáusicas, que tuvieron su primera menstruación muy jóvenes y quienes tengan familiares directos con tumor mamario, son pacientes que deben acudir a consulta al menos 2 veces al año para un examen físico completo y la realización de una mamografía, para descartar cualquier quiste que pudiera llegar a evolucionar, ya que en algunos casos en las personas con madres y hermanas con cáncer de mama el riesgo se triplica.

Lorena fue operada poco después de ser diagnosticada, posterior a remover el seno completamente en una “mastectomía radical” fue sometida a quimioterapia para erradicar completamente las células malignas y evitar que llegaran a otros órganos.

Ella nos cuenta que el apoyo familiar y de los amigos, fue crucial para su recuperación, “Sin duda, tener principalmente a mi esposo que es mi mejor amigo fue de total ayuda, fue mi pilar y quien me mantuvo animada en todo el proceso; mis hijos y amigos fueron vitales, lo más motivante para mí, fue que no me tomaban como si tuviera una discapacidad, al contrario me ayudaban en mantener mi rutina diaria”.

La reacción de las pacientes que reciben el diagnostico varía de muchas formas, algunos en ira, llanto, impotencia y muchos casos negación de la enfermedad. Por esto el apoyo psico-social es un servicio que se aconseja tomar a la mayoría de las mujeres diagnosticadas, buscar grupos de apoyo donde interactúen con personas en diferentes estadios de la enfermedad o que ya le ganaron la lucha al cáncer.

Actualmente Lorena lleva una vida normal, dejo su oficio de administradora en una empresa y se dedico a su familia. Hoy en día es una activista en la formación de grupos de apoyo para mujeres que pasan por esta etapa tales como SenoSalud, Mujeres de Rosa entre otros más en su país Venezuela. Lorena también ha creado eventos de ayuda para la recolección de dinero para pacientes de bajos recursos.

La mujer debe cuidar su cuerpo y estar atenta ante cualquier cambio, de igual forma una visita constante al médico mantendrá una salud integral, además los médicos inciten en que la base de la salud es una dieta sana baja en grasas y sales, acompañada de ejercicios constante.

Pair of pink boxing gloves isolated on white

Nelson Merchan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *