MANTENGA LIMPIO SU CEPILLO DENTAL

cepillo dental

Lavarse las manos, guardarla en posición vertical, cubrirla cuando se esté de viaje y
sustituir cada dos meses son algunas de las medidas básicas que, según especialistas,
ayudarán a mantener sana la escobilla para higienizar los dientes. Compartirla con otros,
dejarla con humedad o sumergirla en solución desinfectante son acciones no
recomendables.

Cepillarse los dientes, varias veces al día es uno de los hábitos de higiene personal más
importantes.
Por ello, los expertos llaman la atención sobre el cuidado de la principal herramienta
utilizada para este fin. Explican que, aunque parezca evidente, conservar este instrumento
limpio y libre de bacterias juega un papel muy relevante a la hora de mantener una buena
salud bucal.
La odontóloga Julirvis Patiño afirma que el tema se debe tratar con mucho
respeto, pues este utensilio puede ser un foco de gérmenes, incluyendo microbios
intestinales y fecales, debido a que se encuentran guardados, en la mayoría de los casos,
en baños comunes.
Diversos estudios sugieren que incluso, a pesar de que los cepillos se vean perfectamente
limpios, pueden estar contaminados con organismos potencialmente patológenos, expresa
Patiño.

Limpieza
La especialista recomienda seguir una serie de pasos a la hora de preservar esta
herramienta de uso personal. Lo primero, explica, es enjuagar “muy bien” la escobilla
dental después de cada uso.
“Dejar secar el cabezal del cepillo es primordial y el segundo paso básico, al igual que
guardarlos verticalmente, mantenerlos alejados del inodoro y con las cerdas hacia arriba”.
Sustituirlos cada dos meses, cubrirlos a la hora de viajar y lavarse las manos antes de
manipularlos es esencial para preservar su buen estado, añade.

Consejo
Según el portal www.onmeda.es la selección adecuada de un cepillo de dientes puede
mejorar considerablemente la higiene buco-dental.
Por ello, el site señala que los cepillos con un cabezal corto, de cerdas rectas, de plástico
con puntas redondeadas, naturales y de fuerza o dureza media -para no dañar el diente y los
cuellos de éste-, son los más adecuados.
Evitar.
Según la dentista Julirvis Patiño, compartir el cepillo con otra persona podría provocar el
contagio de cualquier tipo de enfermedad bucodental, por lo que sugiere evitarlo. Guardar
la escobilla en un envase cerrado en casa, permitir que esté en contacto con otros cepillos,
sumergir en enjuague bucal o solución desinfectante y dejar con humedad son otras de las
cosas que se deben impedir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *