LO NORMAL DE LAS LESIONES DURANTE LOS ENTRENAMIENTOS

los-normal-de-las-lesiones

Aunque en repetidas veces te he hablado de la importancia de los estiramientos, a veces, por muy correctamente que lo hagamos un movimiento en falso por falta de concentración nos puede lesionar. Algunas otras veces por falta de vitamina C (esto no lo notamos hasta que nos pasa) nuestros músculos comienzan a darnos problemas, así como algunos tendones.

Es común que los entrenamientos duros y pesados nos causen lesiones leves. Cuando es así, podemos resolverlas fácilmente en casa, de hecho, si vas a comenzar a entrenar fuerte te recomendamos que este consejos los tomes como previsiones.

1) Relajantes musculares y antinflamatorios

En el mercado puedes conseguir algunos de estos sin prescripción médica. Algunos relajantes musculares causan sueño, pues lo importante del músculo es descansarlo bien. Por eso, es recomendable tomarlos una hora antes de ir a dormir.

Los antinflamatorios son excelentes y se toman cada 8 0 12 horas. El conocido como Diclofenac Potásico es de más rápida absorción que el sódico. Debes tomarlo después de haber comido, pues suelen ser muy pesados al estómago.

2) Cremas antinflamatorias

Las heridas también deben ser tratadas de forma local, esto porque a veces esa parte de nuestra piel queda sensible. Asegúrate de usar una buena crema antinflamatoria y úsala adecuadamente. El uso correcto eleva la efectividad. Suelen ser excelentes si la lesión es en algún lugar que no puedas cubrir.

3) Vitamina C

La vitamina C regenera. Ese es su súper poder. Además de regenerar los procesos de la piel y acelerar la cicatrización, también ayuda con tus músculos. Te hace más fuerte y así disminuyes los calambres tortuosos de los entrenamientos.

Incluye diariamente en tu dieta 500 mg de vitamina C. Puedes ingerirla en sumplementos o en frutas. Eso sí, hay que tener mucho cuidado con excederse con la dosis.

4) Estiramientos semanales

Algunos ejercicios cardivasculares son buenos para relajar los músculos, como bailar o nadar. Ahora con el boom del yoga, nada es mejor para un músculo en tensión que esta práctica. No es necesario a veces que la hagas todos los días. Basta con ir intercalándola en la semana.

Luego podrás dedicarte a ella los fines de semana como complemento de tu entrenamiento. De hecho, la flexibilidad del cuerpo influye muchísimo en el desarrollo del músculo.

 

Escrito por Génesis León 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *