LA IMPORTANCIA DE PROMOVER EL EJERCICIO EN LOS NIÑOS

como-estimular-el-ejercicio-en-los-niños

No existe ninguna edad para hacer ejercicio, se puede durante toda la vida. Aunque sin duda comenzar desde la niñez es lo mejor que puedes regalarle a tu cuerpo. Claro, como toda actividad, el ejercicio necesita disciplina y esto a su vez te llevará a la constancia. Sin estos dos grandes elementos las actividades físicas no generan resultados.

Si eres de esas madres que aman a ser ejercicio y quiere involucrar a sus hijos en ellos, este artículo es para ti. Primero debes saber que puedes aprovechar la oportunidad para imponer una regla que será algo positivo. Pues el ejercicio no hace daño a nadie, si se hace correctamente. Entonces, si buscas iniciar a tus hijos en esto, sigue estos 3 rumbos:

1 ) Inicia actividades que puedas realizar con ellos ( y ofréceles una recompensa)

El doctor Facundo Manes dice que nuestro cerebro funciona a través de las recompensas, es algo universal, así que cuando invites a tus hijos a realizar alguna actividad, ofrécele una recompensa. Puede ser ese plato que tanto aman, y se lo preparas el fin de semana. Puede ser un nuevo regalo, un permiso, algo que lo motive a llegar a la meta y así poco a poco le instruyes de los beneficios futuros.

Claro que no todos los niños aman ir al gimnasio, por lo que lo primero es empezar con algún deporte. Fútbol, tenis, running, beisbol, basket o cualquier otro deporte físico que le interese. Es importante siempre que vayas tu con él para que se sienta motivado.

2) Motívalo

Si conoces a tus hijos sabrás qué los motiva a continuar. Busca la excusa para que empiece y otras 500 más para que continúe. En esta era tecnológica los niños prefieren estar en casa jugando con sus dispositivos y no salir a jugar. Por es quizá inventaron el Wii, el cual es excelente si se usa por una hora. Juega con ellos un rato y luego llevalos caminando hasta algún parque y regrésate caminando.

Si tu hijo ama esas figuras de acción o de historietas, puedes aprovechar la imaginación y decirles que esos héroes se ejercitan día a día para ser fuertes. La niñas en cambio, están expuestas a cosas más delicadas como la anorexia y bulimia (esto también afecta a los hombres) así que a ellas hay que enseñarles el valor de amar su cuerpo y que el ejercicio las hará quererse más.

3) Instruye la paciencia

Algunos niños se desesperarán, es aquí donde entras a recordarles la importancia de la paciencia. Cada ciclo necesita un tiempo. Cuesta explicarlo a un niño pero no es tan difícil si usamos la imaginación. La mejor forma de hablar de paciencia es a través del ejemplo, si eres paciente con ellos, entonces aprenderán a presenciar el mundo de esta forma.

Debes aprovechar que entre los 5 y 16 años la energía es la mejor para el ejercicio. Por ello, aliméntalos bien, iniciando por ti para que sepas cuidarlos a ellos. A los niños no les gusta el sabor de los vegetales pero puedes darle la vuelta, o saber escondérselos bien.

Solo necesitará paciencia y constancia para que ellos se unan a la rutina. El ejercicio cambiará su vida y lo hará sano y fuerte. Además controlará futuras enfermedades que ocasiona el sedentarismo.

escrito por Génesis León

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *