EL POWER BIKE ES EL CARDIO PERFECTO PARA TODAS LAS EDADES

POWER BIKE

Claro que no existe edad para hacer ejercicio y mucho menos ejercicios cardiovasculares. Recordemos también que para asimilar el ejercicio en ciertas edades, nuestro cuerpo ya debe venir acostumbrado a este tipo de actividades. Lo mejor es siempre eliminar el sedentarismo desde edades tempranas.

Uno de los mejores cardios y que lo pueden hacer personas con diferentes edad y estados de salud física, es el Power Bike. Esta disciplina que parece spinning, nació en Los Ángeles, California, durante el año 94. A principios se le nombró RPM.

Se trata de un movimiento 100% elíptico. No solo tiene impacto en la zona cardiovascular, sino que también beneficia a nuestros músculos. Lo interesante del Power Bike es que suele acompañarse con música para bailar, así los alumnos pueden guiar sus movimientos con el ritmo de esta. Aunque, para montar estas bicicletas, debe existir una posición adecuada del cuerpo.

Te explicamos los puntos en los que debes enfocarte a la hora de hacer Power Bike

La postura

Puede ser divertidisimo hacer Power Bike pero debes tener en cuenta tu postura. Si lo haces con instructor certificado, este te ayudará a guiarte para que no lastimes tus rodillas con malos movimientos. Es muy importante que practiques esta actividad con personas especializadas en el área, de lo contrario, puedes sufrir lesiones graves en tus rodillas.

Respirar

El Power Bike a medida que vas avanzando requiere más resistencia respiratoria. Por lo que debes ir entrenando tu respiración, aprender cuanto aire tomar y soltar durante las sesiones para las caderas y piernas que requieren más movimiento y velocidad.

 

Descansar

Hay que saber cuándo descansar durante el entrenamiento. Si eres primerizo, pues descansa cuando lo necesites, eso te dirá tu instructor. Hay que ir aprendiendo a ritmo propio.

 

No dejar de pedalear

El Power Bike es ritmo. Nunca debes dejar de pedalear aún cuando te sientas para retomar aire. Siempre debes estar en movimiento, así tu cuerpo no se apaga. Tal cual como cuando calientas un carro, tu cuerpo necesita volver a iniciarse una vez que le das pausa.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *