DULCES PARA COMER SIN REMORDIMIENTO NI PREOCUPACIÓN

galleticaas

¿Sabes qué es lo primero que odias de una dieta? Dejar los dulces. Porque algunas personas esperan el postre y no les interesa tanto la cena. Esto ya no es dilema, los entrenadores y entusiastas del mundo del fitness saben que ni ellos pueden resistirse, por eso han creado algunas recetas que hasta ellos mismos pueden disfrutar.

Empecemos con las galletas de avena. Son excelentes para una merienda a media mañana. Solo necesitas:

  • 2 tazas de harina de avena.
  • 3 Leche de almendras
  • 2 sobrecitos de edulcorantes
  • ½ cucharada de fécula de maíz
  • ½ cucharadita de tu proteína favorita
  • Un poco de vainilla sin azúcar.
  • 1 huevo

Mezcla todo en un recipiente como siempre sueles hacer las demás galletas. Recuerda hacerlas delgadas para tener una textura más crujiente.

Otro de los dulces que puedes preparar son los helados de leche de almendra. Quedarán como unas paletas de chocolate para las épocas veraniegas, pero son deliciosos.

Solo necesitas:

  • 2 tazas de leche de almendras
  • 1 taza de cacao en polvo
  • 2 cucharadas de azúcar de coco
  • 1 cucharadita de fécula de maíz
  • Un poco de vainilla

Mezcla todo en un recipiente puede ser en la licuadora. Coloca en moldes para paletas frías y deja en el congelador por 45 minutos. Tendrás un helado saludable, bajo en grasas y perfecto para comer en alguna de tus meriendas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *