AHORRAR YA NO SERÁ IMPOSIBLE

FOTO

Si eres de los que gasta dinero tan solo con respirar, pues, te recomiendo que te sientes y leas este artículo. Aunque ya conoces de sobremanera las estrategias habituales para ahorrar dinero: reservar siempre una parte de tu sueldo, no salirte de un presupuesto establecido, planificar tus compras, y no te resultan. Pues acá te dejo unos tips psicológicos que quizá te puedan ayudar en esta difícil tarea.

Imagina como será tu vida de viejo, y sin ahorros
Muchos de nosotros no ahorramos lo suficiente para nuestra vejez, tal vez porque aún la vemos demasiado lejos. Sin embargo, varios estudios demuestran que una forma sencilla de ayudarnos a cumplir nuestros objetivos de cara a la vejez es imaginarnos ahora cómo será nuestra vida dentro de unas décadas.

Haz un case para tu tarjeta de crédito o celular con una foto de tu presupuesto y límites financieros
Es una foto motivación que te recordara cuáles son tus limitaciones con respecto a tu presupuesto.

Masca chicle y lleva auriculares para ir de compras
¿Qué tiene que ver el chicle, los auriculares, las compras y ahorrar dinero? Todo está relacionado con las estrategias de las tiendas, supermercados y grandes almacenes para hacer que compres más. Mascar chicle puede contrarrestar los olores agradables en las tiendas y hacer que te sientas lleno, así no comprarás comida impulsivamente en un supermercado. Llevar auriculares te aislará también de la música de las tiendas, diseñada para que te relajes, te quedes más tiempo y gastes más.

Piensa en el precio y cuanto necesitas trabajar para recuperar ese dinero
Es un truco bastante efectivo para cortar gastos innecesarios: pensar cuánto tiempo tendrías que trabajar para ganar el dinero que cuestan las cosas. Si el precio parece accesible para unos jeans, pero en realidad son 2 días de trabajo (o más) con el sueldo medio en muchos países.

Adopta un “mantra” para describir los hábitos de gasto que persigues
Establece una serie de reglas sobre cómo quieres gastar tu dinero y transfórmalas en una frase o “mantra” que describa tu forma de actuar. Por ejemplo, “solo compro ropa cuando está de rebajas” puede ser una gran frase que te ayude a convertirla en hábito, mucho más recomendable para ahorrar que “Me merezco un capricho de vez en cuando”.

No intentes ahorrar mucho dinero ahora, comprométete a ahorrar más en el futuro
Suena contradictorio con el objetivo de ahorrar más, pero la clave está en el momento. Algunas investigaciones sugieren que aumentar poco a poco y progresivamente la cantidad de dinero a ahorrar es más efectivo que intentar ahorrar mucho desde el principio. Por ejemplo: es mejor ahorrar gran parte de tus próximas subidas de sueldo que intentar ahorrar mucho cada mes.

Cambia la manera en la que piensas sobre el dinero y las cantidades
Recorta las compras compulsivas con algunos trucos

Auto-controlarse para evitar las tentaciones no siempre es posible. Pero sí puedes aplicar algunos trucos para no dejarte llevar tanto por las compras compulsivas. Ahí van algunos: nunca utilices la función de auto-rellenar tus datos de pago en las páginas web; pregúntate antes de comprar qué preferirías que te regalara un extraño, ese producto o el dinero que vale; antes de adquirir algo de cierto valor, piensa bien durante varias semanas o un mes si realmente lo necesita; utiliza una tarjeta de débito de pre-pago para ser siempre consciente de tus recursos.

Haz que ahorrar sea divertido
¿Ahorrar divertido? Sí, es complicado. Pero hoy en día hay muchas aplicaciones y servicios web que no solo te ayudan a gestionar tus finanzas, también lo hacen como si fuera un juego.

Entiende cómo funciona tu mente
Es una recomendación que se puede aplicar a muchos temas, y también al ahorro. Cuanto más te conozcas a ti mismo, cuanto mejor sepas cuáles son tus debilidades mentales a la hora de comprar, mejor podrás pararte a pensar cómo combatirlas y controlarlas.

Por Juan Lizardi @Lizardijuuan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *