5 CONSEJOS PARA SUPERVISAR LA INTERACCIÓN DE TUS HIJOS CON SU SMARTPHONE

madres portada

La angustia de todo padre es exponer a sus hijos a los peligros del Internet. Por ello, antes de poner en las manos de tus hijos un smartphone, debes supervisar todo lo que él puede encontrar ahí. Lo primero es hablar, la comunicación con tu hijo es todo y genera confianza entre él y tú.

Cada psicólogo te recomendará y te recordará que ser estricto no es ser benévolo, por el contrario, las reglas pueden aplicarse dejando siempre un poco de libertad. Recordarles a nuestros hijos que existen cosas a las que no deben acercarse, es un acto que se realiza a través del ejemplo.

 

1 No los expongas tan pequeños a las redes sociales

Por mucho que te mienta Facebook e Instagram, estas redes no son tan seguras para evitar a los pedófilos, secuestradores, etcetera. En cambio, lo que logran es tener un sistema de privacidad blindado, del que puedes informarte y mostrarle a tus hijos, así como enseñarles a detectar usuarios falsos.

Los usuarios falsos se detectan a través de factores como el tiempo del perfil, los amigos que tengas, los comentarios que reciban sus fotos, y en sí la interacción natural y real del usuario.

 

2. Comunícale las reglas y déjaselas en claro

Es importante que si tus hijos son niños u adolescentes les informes las reglas sobre el uso del teléfono. Algunos padres más despreocupados tienen plena confianza en la cordura de sus hijos. Lo que supone un error. A los niños se les debe hablar con las palabras que son.

Si se trata de evitar pedófilos, acosos de cualquier tipo o desnudos por mensajería instantánea, intente explicarle todo a su hijo bajo el tono correcto. Pues lo niños son muy curiosos y algunas restricciones las ven como tentaciones.

3. Conviértete en su amigo

Nadie dijo que ser padre era sencillo. Es complicado encontrar un balance entre ser amigo de tu hijo sin ser permisivo. La regla es no imponerle miedo, porque casi siempre este es un catalizador de la rebelión en etapas de la adolescencia. Lo mejor siempre es exponerte frente a tus hijos como una figura de confianza, respeto y tolerancia.

Con esto tus hijos sabrán comunicarte sus dudas. Así será más fácil hacerte una idea de su vida, sobretodo su vida privada, que a cierta edad es tan endeble y delicada.

 

4. Establece horario para los niños

En esta época de entretenimiento digital, los niños suelen olvidar los viejos juegos con sus amigos. Ahora todos se reúnen a jugar con sus teléfonos, consolas o computadoras. Es importante que si tu hijo es apenas un niño, le des un espacio para que lo sea y esto es estableciendo horarios de uso de sus dispositivos electrónicos, pero también ofreciéndole otro medio de distracción.

Al ser niños tan pequeños, su privacidad puede ser monitoreada, para eso existen ciertas apps como Teen Safe, que te permite conectarte con sus teléfonos y saber qué están haciendo. Canary es otra aplicación que te permite coordinar las actividades telefónicas de tu pequeño.

 

5. Infórmate sobre aplicaciones

Además de las anteriormente mostradas, existen otra serie de aplicaciones que sirven de GPS y de “control remoto” con su teléfono. Muchas de estas apps te permiten acceder desde tu smartphone al de tu hijo. Así como configurar sistemas que ellos no pueden eliminar y otros servicios de localización. Hasta existen apps que te permiten saber si ha usado el teléfono mientras conduce, en caso de que tu hijo ya sea adolescente.

Entre las más recomendadas están: Norton Family, Life 360, My Mobile Watch Dog y Footprints. Si tu cabeza no deja de dar vueltas por la seguridad virtual de tu hijo, pues recuerda que puedes tomar medidas seguras, ahora todo esto es posible

 

Escrito por Génesis León

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *