EL ÉBOLA

La Enfermedad por el Virus del Ébola (EVE por sus siglas en español) es una enfermedad viral altamente contagiosa. Pertenece al grupo de Virus ARN filoviridae y su tasa de mortalidad puede llegar hasta el 95% de los infectados. Esta enfermedad fue descubierta en los años 70 en África Occidental cerca del río Ébola; lugar que le dio su nombre.

La epidemia comenzó en África Central y Occidental; debido a su alto grado de infección y contaminación, produjo brotes en varias localidades a nivel mundial. La vía de transmisión es por el contacto humano con algún huésped animal vivo o muerto, entre los cuales se encuentran los murciélagos, los monos y los cerdos, para  posteriormente continuar la propagación por el contacto de persona a persona atreves de secreciones, fluidos corporales, sangre y hasta por equipos médicos que son reutilizados como agujas y sondas.

El EVE es considerado altamente peligroso por su rapidez en causar la muerte, el período de incubación (tiempo que transcurre entre la infección y la aparición de los síntomas) varía entre 1 a 21 días, llegando a causar la muerte poco después de comenzar los síntomas. Es importante que las personas se familiaricen con los síntomas y presten importante atención de llegar presenciarlos. Estos son: fiebre alta y abrupta, dolores de cabeza, garganta y músculos, vómitos, erupción diseminada en la piel, disfunción renal y hepática, llegando a producir hemorragias internas y externas de forma repentina.

Aún no se consigue la vacuna para evitar esta enfermedad en animales o humanos, ni un medicamento efectivo para combatirla. El actual tratamiento va dirigido a los síntomas como la cefalea (fuertes dolores de cabeza) para lo cual se recomienda  tomar Acetaminofén y bajo ninguna circunstancia Aspirina, ya que puede producir hemorragias; el suministro de líquidos por vía intravenosa para evitar la deshidratación y mantener reposo en cama y en aislamiento.

Sin embargo el mejor tratamiento siempre será la prevención, por eso la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha desarrollado 3 programas de prevención:

  • Controlar el Virus en Animales: Si se sospecha o se confirma la presencia del virus en animales, se deben mantener en cuarentena o sacrificarlos (de ser necesario) para evitar la propagación.
  • Evitar el contagio Persona a Persona: Esto se logra con el uso constante de guantes, mascarilla y lencería descartable, para cuando se va tener trato con un paciente infectado, se deben lavar constantemente las manos y emplear guantes al momento de tener contacto con animales, que se sospeche estén contaminados. Por su puesto es importante comunicar y hacer de conocimiento público los síntomas de la enfermedad y métodos de prevención.
  • Tomar medidas para disminuir la infección en centros de atención medica: Debido a que los síntomas al principio pueden ser confusos, no se toman las medidas adecuadas hasta que ya es muy tarde, por eso en cada centro en el que se sospeche de un caso, se deben tomar todas las precauciones de sanidad y aislamiento para el tratamiento de estos pacientes, con la correcta protección del equipo médico, de enfermería y auxiliares de laboratorio. (Fuente: Pagina oficial de la OMS).

Por Nelson J. Merchán Valero

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *